domingo, 31 de agosto de 2008

Camilla y sus "boots are made for walking"

Dónde están mi querida Camilla y su adorado Charles????? Pues en Balmoral, Escocia, of course, aunque imagino que hoy se volverán a Londres con el atasco y todas esas cosas que los pobres tendrán que soportar ;-).

Realmente ellos no están en Balmoral, están en una residencia contigua (esto de contigua es lo que se entiende entre la monarquía como tal, úsease, 25 hectáreas entre “casita” y “casita”. Casi como los adosados, jejejeje), que se llama Birkhall, de la que era propietaria y usuaria, la Reina Madre (con su ginebra, eso por supuestísimo). Ya se sabe que dos reinas en el mismo recinto es demasiado.

Camilla lo habrá pasado genial!!!!!! Puedo imaginarla con sus botitas de agua hasta la rodilla, triscando por los montes con su faldita escocesa, pescando truchitas para cenar y cantando "These boots are made for walking" como si fuera Nancy Sinatra.

Como le gusta a mi Cami pasear por esos bosques llenos de animalitos, con su Charles al lado, hablando de tantas y tantas cosas sin que nadie les moleste ni les graben esas charletas tan entretenidas sobre tampax y otras historietas.

Ni qué decir tiene que Charles habrá aprovechado para pintar paisajes como si de un “Turner” o un “Constable” se tratara. Le encanta y le envidio. Mi próximo empeño es la pintura, ya la he dejado mucho tiempo y este año es el momento.

Volviendo a mis queridos amigos, en cuanto “se me pongan” a trabajar, estaré al quite para que no se me agoten, que la vida de un príncipe es matadora. Que se lo digan a “MaryLety” que entre quitarse nariz, contar tambores en Pekín y elegir modelitos para que sus niñas vayan a juego (eso sí, con el dinero de todos los españolitos que así duele mucho menos), imagino que estará totalmente agotada y deseando volver a palacio que poner un pie en la calle, teniendo crías pequeñas, es un palizón de “no te menees”.

P.D.- Gracias a todos los que habéis pasado por aquí y leído en mi ausencia, mi blog y yo nos sentimos muy honrados. ;-)

4 comentarios:

Vesta dijo...

Buenas tardes, aquí estoy.

La curiosidad me hizo llegar hasta aquí y tu magnífica redacción y el tono distendido, aunque sabiamente escrito, me han hecho quedarme y leer algunas entradas más que ésta.

¡Eres muy buena escribiendo, mucho! Sabes cómo llegar con un lenguaje sencillo y utilizando los vocablos justos para resaltar o para dar mayor énfasis a lo redactado.

¡Me ha encantado, de veras que sí! Y si me lo permites, me gustaría incluírte entre "mis cómplices y amigos" porque alguien como tú merece ser conocida y reconocida como se debe.

Gracias por tu visita, de no ser así no te hubiera conocido y ésto ha sido todo un placer para mí.

¡Hasta pronto, cómplice!

¡Sé feliz mi niña!

Besitos,

Vesta, desde mi corazón.

Vesta dijo...

¡Hola!

Soy yo otra vez. Discúlpame pero me iba sin preguntarte algo que me muero por saber: ¿qué es lo que significa "Cicuécalos" y "rengífaros", por favor?

Gracias por atenderme y disculpa mi olvido.

¡Hasta pronto!

Besos,

Vesta, desde mi corazón.

Montse dijo...

Gracias a ti siempre por venir aqui, eres muy generosa con tu calificación.

Te he dejado la contestación a tu pregunta en tu blog, pero lo haré igualmente aqui. En la primera entrada lo explico detalladamente.

Gracias por incluirme entre tus cómplices. Es preciosa la palabra.

Yo ya incluí tu blog entre mis "indispensables", me gustó y, sin pedir permiso (entono el mea-culpa), enlace tu blog.

Nos vemos Vesta

Besitos

Jazmín Lobo dijo...

Cuánta razón tiene Vesta.

Dice palabras que muchos pensamos pero que ella ha sabido decir con toda claridad.

Montse, guapa, en tu ausencia extrañé tanto tus entradas pero he de decir que a Charlie y a Cami también. Qué suerte que hayas vuelto porque en ninguna parte me gusta tanto leer de ellos como en este blog.

Un Besote.

Ah, entendí perfectamente lo que quieres decir con "contiguo", es lo que me pasa a mi con el vecino. No son en realidad 75 hectáreas en mi caso, más bien son 25 cm y es como si viviáramos todos juntos y revueltos. jajajajajjajaja...

Qué risas me he echado.

Besotes y más besotes.