sábado, 4 de octubre de 2008

Lost without your love



Nunca sabré, está claro, hasta donde habríamos llegado, lo lejos que habríamos caminado juntos. Te fuiste muy pronto y de manera traumática.

Sabes? Odio los Seat 127 y si son de color verde, aún más. Gracias al cielo que dejaron de fabricarse, si hubieran seguido, la tortura no habría tenido fin.

Quiero creer, como me dijo tu hermano, que fue instantáneo, pero me cuesta. Era de noche, os salisteis de la carretera y nadie os vio hasta el amanecer.

Nuestra "escapada" preparada para Semana Santa (con mil historias para que mis padres me dieran permiso. Metimos a las monjas del Buen Consejo que eso con mi padre hacía milagros!!!!) se convirtió en una pesadilla. El tiempo se detuvo y no tenía la entereza que requería el momento. Ya no volví a ser la misma, parecida sí, pero no igual. Algo así, con aquella edad, dejó un agujerito.

Alguien te arrebató de mi lado cuando más feliz era y te llevaste un pedacito de mí, ese es el agujero (que conste que he estado a punto de ponerme un piercing para que no se notara pero no es de fácil acceso el hueco y no encuentro nada que esté a "tu altura"). Mis padres optaron por mandarme a estudiar a Weybridge y fue una bendición no tener que volver, durante mucho tiempo, a la casa del abuelo. Ver esa verja donde te di el último beso, no el mejor, era superior a mis fuerzas. Al cabo de un año la puerta ya no tenía ni el mismo color, mi propia tía se encargó de cambiarlo para "suavizar" mi vuelta a casa del abuelo, cuando terminé en Weybridge.

Con el paso del tiempo he ido poniendo nuestra historia en su justo punto. Seguramente fui idealizándola porque todo fue precioso hasta que aquel puñetero 127 de color verde, por algo que ni quiero recordar, se salió de la carretera de El Escorial a Guadarrama.

Me casé. Tuve 3 hijos preciosos. Fue un horroroso matrimonio del que me costó "salir" pero pude. El bichito pudo, recuerdas? Me animabas a sublimar todos los problemas diciéndome: Bichito tú puedes y si no, aquí estoy yo.

Hoy por casualidad he vuelto a oir esta canción. En una nueva versión pero la "nuestra" era ésta. Nunca más he vuelto a tener otra compartida con otra persona. Perdón, miento, ha habido tantas cosas que ya no he querido compartir por miedo a perderlas, como perdí las nuestras.

Este blog tiene un punto de aquel humor que te gustaba tanto. Te reías a "mandíbula batiente" con mis gansadas, pero hoy escuchar la canción de Bread te ha traido de nuevo a mi memoria aunque ya no recuerdo bien tu cara (las fotos están bien guardadas, algún día quizás las saque y me tronche de vernos con aquellos pantalones campana y los "mini-pulls", pero no ha llegado la hora), sin embargo recuerdo, como si fuera hace 10 minutos, tu voz, tu aliento, tu tacto y tu olor.

Esto es entre tú y yo, pero quería ponerlo negro sobre blanco. Este blog me sirve, entre otras muchas cosas, para "enmascarar" momentos complicados con el antifaz de la sorna, la risa y mi humor y ahora mismo necesitaba contarte en pocas palabras lo que he sentido de nuevo.

Por cierto, tenéis Internet por allá arriba???? Ciber-cafés o quizás tengas portátil??? Si es así, dáme un toque y te doy mi messenger. Un beso muy especial corazón.




6 comentarios:

ladespe dijo...

que hermoso Monset y se que las personas que nos han marcado con su persona y no estan presentes nos dejan algo por lo cual creo que es a eso que Dios nos manda a cambiarle la vida a otros para bien besos la despe

Tashano dijo...

Hola cielo! ¿parece que la epoca de los 127, hizo estragos?, en mi caso no era verde , era blanco y con una matricula como para no recordar M.0007( no me acuerdo ya si llevaba letras detras), lo malo del mio es que se marcho "por libre disposición" es decir , porque le dio la Real gana....

Pero es verdad la cara se borra, pero el olor , el olor es eterno..ese olor a "Eau Sauvage".

Ah, a mi me mandarón a Dublin.....

Un beso de chocolate amiga!

Aspective dijo...

UUUUuuufff!!.
Sólo espero que sea un anuncio, que el que lo dice sea un actor que se levante de la silla al terminar. Que la realidad no sea realidad si no solo televisión y que la angustia que me ha puesto en la garganta se torne alivio al ver que no es verdad.
Pero lo es, ¿verdad? UUUUuuufff.

Montse dijo...

Gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.

Aspective, siento la angustia pero la historia no es un anuncio. Ojala hubiera sido un anuncio.

Besitos encantos

kyle xy dijo...

Cada persona, nos deja su sello personal.
SALU2

Nerea dijo...

Muy bello Montse, seguro que el pedacito que te falta se lo llevó para tenerlo muy cerca de su corazón.

Besitos y abrazos!!!