miércoles, 10 de septiembre de 2008

Mis yates y cinco más del montón

Hablaré de estos cinco yates de andar por casa, dicen que son los más grandes del mundo. Por decir algo porque cualquiera diría!!! Que llevan helicópteros, submarino, lanchas rápidas, 60 personas mínimo de tripulación????? Nimiedades, tonterías.

En orden de tamaño e importancia, según lo que dicen por ahí, son:

El primero se llama "Eclipse" y pertenece a Abramovich. El ruso que no sabe en qué gastar lo que tiene. Criaturita!!!!



El segundo corresponde a El jeque de Dubai y se llama "Platinum Golden Star Dubai", así, sencillito de nombre como el dueño.
El pobre jeque o "sheik" (que se note que domino el árabe, jajajaja), no tiene que llevarse a la boca y tiene esta pequeña lanchita para darse un par de vueltas por "las mares océanas".



El tercero, el "Al Salamah", pertenece al príncipe sultán real de Arabia Saudí (joé, ya no se pueden tener más títulos en tan poco espacio!!!!!!!!!)

Debe ser vaguete porque dispone de ascensor para subir a las distintas cubiertas.
Es lo que tiene ser jeque que al final te haces comodón, jejejeje.



"Rising Sun", el barquichuelo del fundador de "Oracle" (pa que luego digan que la informática no da dinero!!! ) Larry Ellison.

Dicen que le gusta hacer footing en su barco y no me extraña porque siendo el cuarto en la clasificación, tiene la no despreciable longitud de 138 metros de nada. Con 5 vueltas a la redonda, ya te has machacado a gusto!!!!.

Y llegamos al quinto, el "Octopus". Aunque en algunos sitios dicen que es propiedad de Guillermito Gates, no es verdad, para nada. Su propietario es el co-fundador de Microsoft, Paul Allen que invita de vez en cuando a Guillermito, por aquello de que le dé el aire (que paliducho se le ve siempre a Bill!!!!).




Y ahora van los míos que nada tienen que desmerecer a los anteriores.

Este lo suelo utilizar para las horas del aperitivo, comidas y cenas. No dispone de submarino (a mi las profundidas me dan claustrofobia) pero tiene hueco para poner el cenicero. Un "mentoladito" después de un buen ágape, es fundamental.

Se llama el "Blue & White" y la explicación ya la daré otro día!!! jajajajaja.




Y el segundo, no por orden de categoría sino porque así ha salido la foto, es el "Chaise Longue" (como el otro tiene nombre inglés, a este le toca en francés, que soy yo muuuu internacional, jejejeje).

Habitualmente lo utilizo para los momentos en que quiero meditar, evadirme de la realidad tan agobiante que me circunda (no digo "rodea" porque me hace más gorda, jajajaja), dejarme llevar por las olas, hasta que me rescatan con gran cabreo los de la "Cruz Roja del Mar" y me remolcan con la Zodiac a puerto, haciendo una entrada triunfal.

Que conste que no me gusta presumir de mis "posesiones" pero hoy me siento magnánima y he decidido compartir con vosotros alguno de mis "juguetitos".

Tengo intención, como Abramovich, de hacerme con un equipo de fútbol, así que voy a ver sí, por casualidad, el "Matalascabrillas Fútbol Club" está a tiro y entro en negociaciones.

Ni Abramovich, ni los jeques, príncipes y dueños de grandes emporios me van a amilanar con sus ostentaciones, faltaría más!!!!!!!!!!!! jajajajajaja

4 comentarios:

Jazmín Lobo dijo...

Jajajajajjajajajaja.

Es que no paro de reirme.

Esta gente cree que va a ser más feliz por tener un yate más largo que el vecino y seguro que si pero yo creo que jamás podré comprobarlo.

jajajajajjajajja

Me quedo con el "Blue and White" por la comodidad que brinda a tener donde poner el cenicero.

:D

Kurt dijo...

Jodo!!! se parecen al mio,.... pero son algo mas pequeños, jejeje!!!
Soy como Papa Noel:

Premios:

http://lawarradelosmundos.blogspot.com/2008/09/ms-premios.html

Montse dijo...

Cuenta con el "Blue&White" cuando quieras, Jazmín.

A Kurt no se los ofrezco porque el ya tiene uno que deja al de cualquiera, convertido en un flotador de patito, jajajaja.

Gracias Kurt por el premio, con lo bien que me lo paso todos los días en tu blog y encima me das un premio.

Lo dicho, eres un sol, guapo

ladespeinada dijo...

no te culpo se ve tan comodo y el otro tambien la verdad que no tenemos que envidiarle a esos ricos somos felices y comodas con los acogedores de la casa graci la despe