viernes, 26 de diciembre de 2008

Hoy voy de "cuenta-cuentos" y no es día 28, jejeje

Ya estamos todos un poco al tanto del asunto "Madoff". Algo que en principio no nos debería afectar porque se trata de algo entre "millonetis" y, que yo sepa, aquí andamos todos "arañando" de donde podemos. 

Sin embargo, hemos podido estar "errados" y no se sabe con seguridad si "nos ha afectado" o no. Sabemos, como dice el refrán, que las cosas de palacio, van despacio, sin embargo nos falta uno que se refiera exactamente a lo que se tapa de los palacios y a nosotros nos deja rancios (no sirvo para hacer refranes, lo sé pero soy una "iscociente" de mucho cuidao).

Como hay temas que no se pueden tratar abiertamente, os contaré un cuento pero ni se os ocurra trasladárselo a algún niño porque seguro que lo descifra y le creamos un trauma, jejeje.

Erase una vez unos príncipes, en un país que estaba en "franca recesión" que vivían "divinamente, divinamente". Los principitos tenían padres, hijos, hermanos, sobrinos, tíos, abuelas, abuelos y hasta alguna madrastra que otra.

Los principitos, a pesar de que el país no era de cuento de hadas precisamente, gustaban de dilapidar la fortuna que recibían por "diezmos" y para ello debían invertir. Pues bien, la princesita que era mu lisssssssta, animó al principito a través de un financiero con participación en "sotopecientas" empresas de inversión y de otro tipo de negocios boyantísimos a más no poder, a conocer a un señor colombiano que era "broker" de un tal Mr. "Timadoff" que hacía inversiones que rentaban pingües beneficios. El principito era muy callado así que no sabemos si hizo caso o no, a su princesita pero no parece que se hayan visto afectados en el caso que la princesita, hubiera llevado al huerto, y no precisamente a por boniatos, a su principito.

Y eso era así porque decidieron comprarse una casita. Y, ¿andeandará la casita? Pues en un sitio tranquilo, porque es lo que tiene ser principito o princesita, que no les gustan nada, pero nada, nada, del verbo nadar, las aglomeraciones. El populacho solo a la hora de contribuir, para el resto, como las trastos viejos, mejor cuanto más lejos.

Así que ni cortos, ni perezosos, decidieron, como otros principitos de otros reinos de una unión de estados, bajo el mandato provisional de Sarkozylandia, adquirir una "villa" en Machangulo (no haremos rimas que es un cuento para mentes puras, jejejeje), península situada en Mozambique.

Aunque la "custrución" en Machangulo no debe ser cara, uno puede imaginar que la cosa debe salir por un pico, claro que las playas y los paisajes, son idílicos, líricos, bucólicos y, como no, principescos.  

Mientras tanto, los pobres ciudadanos de a pie, del país de los principitos, oían al papa de uno de ellos, mientras lloraban por el importe gastado en la cena de Nochebuena, pero agradecidos porque quizás fuera el último ágape que pudieran celebrar, hablar de crisis y ni se puso colorado ni ná, el papa por supuesto. 

Los ciudadanos ya llevan colorados mucho tiempo, tanto en sus bancos como por vergüenza ajena por tener cierta clase de principitos que les han tocado en suerte. Eso es lotería y no la de Navidad, compres o no compres, te toca seguro.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Advertencia: Cualquier referencia a lugares, personas y hechos, son fruto de mi fantasía desmedida. Ruego a los posibles lectores que no intenten encontrar paralelismos, ni cóncavos ni convexos, con la realidad quiera que ello les traiga consecuencias como enarbolar una bandera tricolor o solicitar la re-implantación de la guillotina.

8 comentarios:

Sisco dijo...

Eso, eso, mientras los ciudadanos esten calmados tranquilos, hay del dia que se cabreen..
Saludos..

Aspective dijo...

Creo que necesitas cierta ayuda a la hora de escribir la carta de los Reyes (MAGOS !!!!)
Queridos Magos, como mi amigüita ha sido más o menos buena este año, os quiere pedir:
- un probador, pero no de ropa sino de todos los platos que vaya a comer.(Porsiaca)
- un guardaespaldas y un guardafrentes (y ya de paso un guardapolvos)
- Un espejo grandote con ruedas para mirarle los bajos al coche.
- dos detectores de humos, escuchas y micrófonos (pa casa y pal trabajo)
- un chaleco de esos a la moda, de kevlar, creo que se llama.
- unas conversaciones, pa intercambiar experiencias, con Barbara Rey

¡¡Que te lo traigan todo, que lo vas a necesitar!!
¡Feliz año si te dejan!

rosita dijo...

ainsssssssssssss montse, te uardare el secreto y creo qeu no he pillado nada, estoy bajo el efecto de la medicacion y solo he entendido que a no se quien le van a dar por culo? ah no! que no habia rimas jajajajaja

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

muy buen cuento; como se haga realidad .....

besos y feliz navidad

Esteban dijo...

Y los ciudadanos tristes por su situación pero felices de ver que sus "principitos" seguian con su cuento de hadas particular (por cierto "enamoradisimos").
Hay que joderse !!

Por cierto... continuando con la carta a los Reyes Magos, debieras pedir un antídoto para el veneno de vivora "por si te muerdes la lengua" JE JE JE

Sigue así de caustica que me alegras las mañanas.....

Un abrazo,

Esteban

sinespacio dijo...

Hola Montse, decirte que me sorprende lo lista que eres, ademas de creativa, joer que sí...
Un beso

Montse dijo...

No os preocupéis, no creo que nadie se fije en las chaladuras de una descerebrada como yo, jejejeje.

Besitos para todos y gracias por desearme un feliz año embutida en un chaleco anti-balas, jajajajaja

m4n010 dijo...

Juro que no le he buscado paralelismos, han sido ellos los que me han encontrado a mí.